Inicio Qué defendemos Pilar social

Pilar social

El Pilar Europeo de los Derechos Sociales es uno de nuestros mayores logros. Con este Pilar, los socialistas y demócratas trabajamos para acabar con la pobreza infantil, la desigualdad de género y las muertes relacionadas con el trabajo en Europa, y para garantizar trabajos dignos, salarios justos y “el derecho a desconectar” de todos los ciudadanos y las ciudadanas. La Cumbre Social de Oporto ha supuesto un punto de inflexión para Europa. La crisis de la Covid-19 ha sacado a la luz las desigualdades de nuestras sociedades, pero también ha reafirmado la importancia del Estado y de la acción pública.

Cada trabajador y trabajadora europeo merece ganar un salario que esté por encima del umbral de la decencia: el 60% del salario mediano y el 50% del salario medio. No aceptaremos criterios de productividad, impuestos o beneficios como parte de los cálculos de la cifra que se fije como salario mínimo. Ningún trabajador ni trabajadora debe ser obligado a retroceder con recortes o beneficios fiscales. Si trabajas a tiempo completo, tu salario debe pagar condiciones dignas de vida. Uno de los principios que guían esta Directiva Marco es el trato igual de los trabajadores. Trabajamos para poner fin a las variaciones y las deducciones, que acaban en situaciones en las que hay trabajadores a los que se les pagan salarios que están por debajo de los niveles salariales mínimos.

Un Régimen Europeo de Seguro de Desempleo complementario a los regímenes nacionales, especialmente para los parados de larga duración. Este instrumento contribuiría a mejorar la movilidad laboral en la UE, la convergencia social, la protección de los desempleados y la cohesión social, y reduciría el riesgo de pobreza. Y más importante aún, sería un claro signo hacia los ciudadanos europeos de que la Unión trabaja para mejorar sus condiciones de vida y bienestar.

Un Plan integral de lucha contra la pobreza infantil que incluya una Garantía Infantil en todos los Estados miembros, de modo que los niños y las niñas que se encuentran en situación de pobreza pueda tener acceso a una vida digna y servicios básicos (sanidad, educación y atención a la infancia gratuita, vivienda, alimentación). La garantía debería estar dotada de un fondo específico y acompañado de programas que brinden ayuda a los padres a salir de la exclusión social.

Un programa europeo de Garantía Juvenil, que facilite la formación o el acceso al empleo de los jóvenes que ni estudian ni trabajan, a través del cual se fomente el empleo de calidad y la remuneración de los periodos de prácticas. Demanda para poner fin, de una vez por todas, a los períodos de prácticas no remunerados en el mercado laboral de la Unión Europea, introduciendo un instrumento jurídico común que garantice y aplique una remuneración justa de los periodos de pasantías, prácticas y formación.

Rápido desarrollo del reglamento de la Autoridad Laboral Europea, que garantice la defensa de la movilidad con derechos, la libertad sindical y el ejercicio del derecho de huelga, vitales para la Europa social. Uno de los principios que sustenta todas las políticas europeas y es la base de nuestra integración es el principio de igualdad y el de no discriminación.

Inclusión en el Semestre Europeo de una hoja de ruta en la que los derechos y los objetivos sociales y la equidad sean parte central de nuestra gobernanza y política económica, como también lo son los medioambientales. Demanda de indicadores económicos que sean capaces de percibir los problemas sociales que plantea la economía, y que permita a todos los Estados miembros que aprovechen al máximo el potencial que ofrece la cláusula de escape, apoyar a las empresas con dificultades y falta de liquidez, salvaguardando los puestos de trabajo y las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores, y para invertir en los sistemas básicos de bienestar social.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap