Inicio Qué defendemos Inmigración y refugio

Inmigración y refugio

La emergencia humanitaria de los desplazamientos causados por conflictos armados interpela a toda la Unión Europea y a sus Estados miembros acerca de su voluntad de cumplir el derecho internacional y la Carta de Derechos Fundamentales incluida en el Tratado de Lisboa.. Lideraremos iniciativas encaminadas a garantizar, en el marco del Espacio de Libertad, Seguridad y Justicia de la Unión, una mejor definición de la política común de asilo y refugio, en consonancia con las exigencias que impone el derecho internacional. Impulsaremos el Pacto Global de Migración y el Sistema Común de Asilo (Reglamento de Dublín. Además pondremos énfasis en:

Acelerar la puesta en marcha de visados humanitarios para permitir a los refugiados interponer sus demandas de asilo en embajadas y consulados de la Unión Europea ante terceros países, antes de entrar en el territorio de la UE. Durante la pasada legislatura hemos dado un gran paso hacia la consecución de estos visados con la aprobación del informe de Juan Fernando López Aguilar. Sin embargo, la Comisión Europea, que debería haber presentado una propuesto para el 31 de marzo de 2019, no ha cumplido con su cometido.

La crisis migratoria ha puesto de relieve la necesidad de reformar las normas de asilo en la UE. La única solución real es un mecanismo de solidaridad a largo plazo y predecible de la Unión Europea, que se base en una responsabilidad compartida y que cuente con normas justas de reubicación entre todos los Estados miembros.

Aprobar un nuevo plan de reubicación para los migrantes llegados a Grecia e Italia, que comprometa a los Estados miembros y establezca sanciones para los incumplidores. Con carácter permanente, establecer un mecanismo de reubicación automático que permita redistribuir de forma equitativa a los refugiados llegados a cualquiera de los países de la Unión Europea. Establecer programas especializados para la protección adecuada de personas vulnerables, que no solo incluyen a menores no acompañados, sino también a niños y familias, y que aborden los incumplimientos de la legislación internacional y de la Unión Europea.

Un mecanismo de salvamento y rescate en la mar que no criminalice a las ONGs, y desembarcos seguros en puertos europeos.

Puesta en marcha de una Estrategia Europea por la Multiculturalidad y la gestión de la diversidad (educación, formación, capacitación, lucha contra toda forma de discriminación y contra la exclusión y la marginación que conducen a la segregación y a la radicalización), con especial atención a la plena incorporación de las comunidades islámicas al proyecto europeo y al reconocimiento de la aportación árabe a la cultura europea.

Fortalecimiento de la Agencia Europea de Guardia de Fronteras y Costas (ampliación de Frontex) para paliar las carencias de recursos y personal. La Unión Europea debe ser capaz de gestionar sus fronteras exteriores de forma eficaz, garantizar que los retornos se llevan a cabo de forma más eficiente y respetando la dignidad humana y proporcionar una seguridad mejorada dentro de la Unión.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap