Inicio Qué defendemos Transición ecológica

Transición ecológica

La lucha contra el cambio climático es una urgencia para todo el planeta. Los socialistas y demócratas queremos que la Unión Europea sea líder en el mundo, y actúe como modelo en la gestión de los compromisos adquiridos en el Acuerdo de París. Por eso, la aprobación de un Pacto Verde Europeo ha sido una de nuestras cuestiones prioritarias en el acuerdo para la elección de Ursula von der Leyen al frente de la Comisión Europea.

Los socialistas y demócratas impulsamos el Pacto Verde Europeo, elaborado por el vicepresidente Frans Timmermans, que se aprobó en el Pleno del Parlamento en enero de 2020. Este programa tiene como objetivo hacer frente a la emergencia climática, impulsar la descarbonización y transformar nuestra economía sin dejar a nadie atrás. El Pacto Verde señala el camino en prácticamente todos los sectores, desde la industria de la movilidad, a la biodiversidad, la agricultura, la pesca, i+D y calidad del aire.

Compromiso con una Transición Justa con medios financieros sólidos para garantizar que el avance ecológico y social van de la mano, con la participación de todas las comunidades y todos los trabajadores y trabajadoras.

Apoyo a una Ley Europea del Clima que incluye objetivos de obligado cumplimiento para lograr cero emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050,y un objetivo intermedio de reducción del 55% para 2030.  

Demanda de una Ley de Biodiversidad con objetivos vinculantes para evitar la desaparición de especies con objetivos vinculantes, para 2030 y 2050; de un Plan de Restauración de la Naturaleza que recoja el objetivo vinculante de restaurar al menos el 30% de nuestros ecosistemas, una nueva propuesta legislativa sobre la protección y uso sostenible del suelo, y una Estrategia de Desertificación en la Unión Europea.

Demanda de una Ley de Calidad del Aire con políticas ambiciosas para garantizar un aire limpio y combatir el mayor riesgo medioambiental para la salud humana que hay en Europa, que es la contaminación del aire. La Unión Europea debe alinear los estándares de calidad del aire a los criterios de la Organización Mundial de la Salud, reforzar la red de vigilancia de la calidad del aire, repensar nuestro modelo de ciudad y establecer zonas de bajas emisiones, que se han demostrado una herramienta eficaz para mejorar la calidad del aire.

Adopción de un Pacto Europeo del Clima que reúna a ciudadanos y ciudadanas, regiones, comunidades locales, la sociedad civil, los sindicatos y la industria como actores del movimiento hacia la neutralidad climática, que se base en un diálogo auténtico y en proceso participativos.

Share via
Copy link
Powered by Social Snap